fbpx

Si, exactamente, la homeopatía también puede ayudarnos en las típicas lesiones que se producen cuando hacemos deporte.

Como muchos ya sabéis (especialmente si seguís nuestro blog de hace tiempo) la homeopatía tiene muchísimos fines, sin embargo, esta semana queremos hablaros sobre estos fines dentro del mundo deportivo.

La gran mayoría de los especialistas del cuidado de la salud del aparato locomotor, del dolor y las lesiones deportivas han llegado a la misma conclusión: la combinación de los tratamientos es mucho más eficaz e intensa en sus pacientes.

Los fisioterapuetas han sido los pioneros en comprobar que, si se trabaja con distintos medicamentos conjuntamente, la mejoría del paciente es mucho mayor.

Vamos a poner un ejemplo: un paciente tiene tendinopatía, una lesión deportiva que hace que, generalmente, los pacientes tardan en acudir al especialista ya que al principio no les causa mucho dolor ni oles afecta en su actividad deportiva.

Pero, cuando llega el momento de visitar al especialista porque la lesión les afecta en su día a día, la única solución es hacer reposo y, claro, eso a un deportista…

Para estos casos está la homeopatía, para tratar el problema cuanto antes. La combinación del tratamiento homeopático junto al de fisioterapia es fundamental en los casos de lesiones deportivas ya que el paciente quiere recuperarse cuanto antes, por lo que sus tratamientos ayudarán y facilitarán (todo lo posible) esta recuperación.