fbpx

¡Hola chic@s!

Uno de los dolores más comunes, y por el que muchas personas acuden a nuestra farmacia buscando solución son las dolencias y molestias en la zona bucal, unas molestias que no siempre se deben a los dientes, también pueden estar provocadas por un mal estado de las encías.

Por ello, en nuestro blog de esta semana queremos hablaros sobre lo importante que es mantener las encías sanas y cuidarlas adecuadamente para evitar serios problemas bucales.

El cuidado de las encías es igual de importante que el del resto de nuestra boca, ya que, como sabéis, una boca sana comienza por tener unas encías sanas. Por ello, cuidar las encías es un pilar imprescindible si queremos disfrutar de una salud dental completa, comer y beber sin que la sensibilidad nos afecte, masticar sin que nos duela y que nuestra boca esté estéticamente cuidada, debes seguir los siguientes pasos:

1. Debes cepillar tus dientes y encías (2 veces al día) con dentrífico, utilizar seda dental o cepillos interdentales, y enjuagarte con un colutorio.

2. Renovar tu cepillo de dientes cada 3 meses, ya que en el se acumulan bacterias y placa.

3. Visitar a tu dentista cada 6 meses para que éste pueda revisar tu boca.

Por otro lado, existen enfermedades como la gingivitis y la periodontitis, que pueden provocar diversos problemas y dolores en nuestra boca:

  • La gingivitis aparece cuando la placa no es eliminada adecuadamente, permitiendo que las bacterias se acumulen en la línea de la encía, causando inflamación.
    Si no es tratada a tiempo, la inflamación avanza hasta llegar a los tejidos conectivos e incluso hasta el hueso, fase conocida como periodontitis.
  • La periodontitis causa recesión en las encías, inflamación y dolor, además de un aumento en la sensibilidad frente a los cambios de temperatura.

Para evitar la acumulación de bacterias en las encías es necesario utilizar dentífricos específicos para el cuidado de encías. En nuestra farmacia encontrarás una amplia variedad de productos para el cuidado de las encías y boca.

No olvides seguir éstos sencillos consejos para mantener las encías sanas y disfrutar tus dientes sanos durante muchos más años!