fbpx

Todos tenemos esa “tripita” que queremos perder, algunos más, otros menos, con más o menos urgencia, sobretodo ahora que comienza la famosa operación bikini.
Si queremos tener un vientre plano este verano, debemos ponernos las pilas ya, no hay que dejarlo para el último momento, ya que además de lucir un cuerpo bonito, también es lo mejor para nuestro cuerpo.

Los métodos son sencillos y no nos roban mucho tiempo ni nos suponen un gran esfuerzo.

Debemos empezar por dormir bien. ¿De verdad esto es importante? Sí.
Muchos estudios han demostrado que tener una buena calidad del sueño y dormir las horas que nuestro cuerpo necesita reduce la grasa abdominal, ayudándonos a adelgazar.

Alimentarse bien. En nuestra alimentación deben estar presente las grasas saludables, los minerales y vitaminas C, D y E, ya que si alguna de éstas le faltasen a nuestro cuerpo éste no tendría energía para mantenernos activos, lo que nos quitaría las ganas de hacer ejercicio.
Además al ingerir grasas saludables, la grasa se elimina, por lo que no debemos dejar de consumirlas. Las encontramos en alimentos como el aceite de oliva, el salmón o el aguacate.

Debemos beber más agua. Se puede reducir la grasa abdominal bebiendo agua ya que nos ayuda s digerir mejor y perder el exceso de líquidos, manteniendo nuestro metabolismo equilibrado.

También podemos quemar grasas de forma rápida y eficaz cambiando algunos hábitos de nuestra vida como:
-Beber té o infusiones.
-No consumir alcohol.
-No tomar bebidas azucaradas.
-Di adiós a la comida basura y en conservas.
-Come mucha fruta y verdura.
-Intenta no sufrir estrés.
-Come en pequeñas porciones (no darse atracones).
-Realiza actividades que requieran mucho movimiento.

Eliminar la grasa abdominal no es una misión imposible, aunque a mucha gente le parezca lo contrario, si se tiene voluntad y se es constante, se pueden adquirir estos hábitos saludables que mantendrán nuestro cuerpo bonito sin necesidad de ponerse a dieta una y otra vez.