fbpx
A estas alturas todos sabemos lo importante que es proteger nuestra piel del sol, especialmente en verano, y cómo debemos hacerlo pero ¿sabes qué hacer después?
Antes de tomar el sol, cuidamos nuestra piel y la mantenemos en óptimas condiciones con nuestra hidratante; durante, la protegemos con nuestro protector solar; y después ¿qué? ¿otra vez la hidratante? ¡NO! ¡Olvídate de la hidratante!
Si quieres un bronceado envidiable y una piel perfecta ¡debes utilizar aftersun!
 
¿Por qué?
 
1. Porque rehidrata tu piel mucho más que la hidratante
Los rayos UV estresan (y mucho) nuestra piel, haciendo que pierda mucha agua y que las fibras de colágeno y elastina se degraden.
Para evitarlo está el aftersun ya que, además de rehidratar la piel, también baja la inflamación y la repara del daño oxidativo.
 
2. Evita que “te peles”
¿Hay algo más horrible que ver como tu piel se “despelleja”? Esto es muy fácil de evitar, tan solo debes utilizar todos los días aftersun después de darte una ducha.
 
3. Rebobina el fotoenvejecimiento de la piel
Ya sabes la cantidad de radicales libres que el sol produce en nuestra piel, causantes del fotoenvejecimiento prematuro de nuestra piel…
Pues el aftersun lo corrige y neutraliza, protegiendo y ayudando a que el ADN celular se regenere.
 
4. Prolonga al máximo tu bronceado
Los afersun cuentan con pigmentos que decoran la capa superficial de nuestra piel, activando la melanina protectora y haciendo que tu bronceado dure mucho más.
 
¿Necesitas más motivos para utilizar aftersun en lugar de tu hidratante después de tomar el sol?
En nuestra farmacia encontrarás una amplia variedad de aftersun para que elijas el ideal para ti.