fbpx

Todos hemos vivido las consecuencias negativas que este confinamiento ha propiciado en nuestro organismo. Cambios físicos en muchos sentidos: cuerpo, pelo, manos… También en la piel del rostro, pero como en todo, las consecuencias no afectan por igual. Aunque la mayoría de nosotr@d hemos vivido esta situación con nerviosismo y malestar hay quien ha visto mejorar su cutis porque ha vivido la cuarentena de una forma relajada, ha aprovechado para mantener unos buenos hábitos y no se ha expuesto a los factores externos que hacen que la piel envejezca, como la luz ultravioleta y la contaminación del aire en las ciudades»En el otro extremo, nos encontramos  la gran mayoría de los mortales, que, por diferentes motivos, hemos encarado esta nueva situación con nerviosismo, estrés, tristeza y ansiedad. Y la piel lo nota: ahora se ve más apagada y seca. Incluso, se ha desequilibrado desencadenando patologías previas, como el acné, la rosácea o la dermatitis.

 

No podemos dejar de hablar del famoso maskne, que son esos granitos que nos aparecen por el uso de las mascarillas, que sí o sí tenemos que utilizar debido a la pandemia de COVID-19. La mascarilla nos produce una fricción continua, también se crea una atmósfera con elevado grado de humedad, mezclado con suciedad… Es decir, una serie de factores que hacen que los poros se obstruyan y se inflamen… Y, por tanto, se nos produzcan más granitos. Está ocurriendo tanto en gente que ya tenía tendencia al acné, se les está exacerbando. Como en gente que solo se salía un granito temporal, pues les están empezando a salir muchos granitos.

Por todo esto en Farmacia Etchaberry queremos hacerte un regalo. Un análisis de piel gratuito en nuestras instalaciones con uno de los medios más innovadores del mercado. Conoce mejor el estado de tu piel y los mejores productos de cosmética para que esté sana y radiante.

¡Te esperamos!!