fbpx

Estamos de acuerdo que lucir una dentadura recta, blanca y cuidada, con aliento fresco, nos hace sentirnos seguros o seguras y jóvenes, pero mantener una sonrisa bonita no es sólo cuestión de estética, requiere un compromiso por nuestra parte.

Nuestra boca es la entrada a nuestro organismo. Cuando no mantenemos una higiene bucal adecuada, su aspecto puede evidenciar la existencia de gran cantidad de gérmenes y microbios, que a través de la deglución pasarán a través del tubo digestivo al torrente circulatorio y de ahí recorrerán todo nuestro organismo pudiendo producir infecciones y enfermedades desde las más leves a las más graves como:

– Sarro y periodontitis: Se produce por el sarro acumulado a diario en nuestros dientes. Si no retiramos este sarro corremos el riesgo de desarrollar gingivitis o periodontitis.

– Halitosis: es otro de los problemas que puede surgir de la mala higiene bucal. Se produce por la acumulación de placa por toda la boca.

– Caries: Se produce por no retirar la placa de nuestros dientes. Para prevenir las caries lo ideal es el cepillado diario.

– Diabetes: Encías enfermas y diabetes van de la mano.

– Enfermedades cardiovasculares: Infarto, etc. Provocado por las bacterias que forman la placa y que pueden fugarse directamente al torrente sanguíneo.

– Artritis: Pueden producirse inflamaciones muy dolorosas ya que las bacterias pueden viajar desde nuestra saliva hasta nuestro estómago y de ahí al torrente sanguíneo.

Una incorrecta higiene bucal puede comprometer nuestra salud por eso seguir unos hábitos de limpieza correctos es necesario para reducir al máximo el contraer este tipo de enfermedades. Por ello:

– Cepilla tus dientes. Al menos 2 veces al día después de cada comida, y hacer uso del hilo dental para prevenir que las bacterias se acumulen en las encías y en los dientes. Puedes elegir entre un cepillo de dientes eléctrico o manual. La ventaja de un cepillo eléctrico, como, Cepillo eléctrico Dental Recargable de Oral B es la regularidad del movimiento, su intensidad y las posibles funciones de cepillado en el mismo dispositivo. Su vibración es automática por lo que no depende del usuario. Sus movimientos son constantes. Cuando usamos un cepillo manual, realizamos mayor o menos presión, modificamos la velocidad, etc., por lo que no limpiamos nuestra boca de forma uniforme. Un cepillo eléctrico te beneficiará en que su uso es más sencillo llegarás a todas las piezas dentales.

– Uso de colutorios. como el recomendado por VITIS, os colutorios de uso diario se pueden encontrar en las zonas de cosmética de supermercados y droguerías, mientras que los colutorios de tratamiento se venden en farmacias y parafarmacias. Te ayudará a complementar tu higiene después del cepillado. Te recomendamos que uses uno que se adapte a tus necesidades. Los colutorios suelen estar compuestos de aceites esenciales, como el de menta, hierbabuena o eucalipto, que ayudan a dejar un aliento fresco y una sensación de limpieza profunda en la boca. Prevención de encías dañadas o inflamadas por la gingivitis, reducción del sangrado de encías, reducción de la formación de placa bacteriana, reducción de la sensibilidad, protege y revitaliza las encías.

Elige una buena pasta dentífrica. Dependiendo de tus necesidades podrás encontrar pastas blanqueadoras, para dientes sensibles, o anti caries con acción antioxidante y remineralizante del esmalte que ofrece la marca sabor a manzana o sabor a menta,. Proporcionando cuidado y protección integral de boca, dientes y encías. Ahora con un 20% de descuento LACER recomienda Lacer Blanc, por su acción blanqueadora y no dañar el esmalte; acción anti caries, anti placa y anti sarro; previene la sensibilidad dental; protector de encías. Puedes optar igualmente por su pack ahorro con su  Pasta Lacer Duplo y su 15% de descuento. Otras marcas como VITIS PASTA PARA ENCÍAS  te ofrecen un 15% de descuento, y 75 ml gratis en una segunda unidad.

– Elimina o reduce el consumo de tabaco. Las encías de los fumadores son más susceptibles a las infecciones porque el tabaco causa una falta de oxígeno en el torrente sanguíneo, lo que reduce el flujo de sangre y nutrientes hacía las encías.

– Cambia cada 3 meses de cepillo dental. El cepillo dental se desgasta en cada cepillado. Por ello, se recomienda cambiar el cepillo de manera regular para conseguir un cepillado correcto.

– Hidrátate. La saliva está considerada un protector de nuestros dientes y también un eficaz desinfectante. De esa manera, la falta de saliva hace que las probabilidades de contraer una enfermedad bucodental puedan aumentar.

Disfruta de una sonrisa saludable, con unos sencillos hábitos. Cuídate en salud. Practicar hábitos adecuados de higiene bucal nos ayuda no sólo a lucir una bonita sonrisa sino también a prevenir enfermedades en dientes y encías.

Beneficios de las pastas dentales

Por eso, el uso adecuado y constante de una pasta dental evita estos problemas porque ayuda a eliminar la placa bacteriana. Además, la composición específica de algunas pastas dentales ofrece beneficios extra como son:

Prevención de la caries gracias a su contenido en flúor que impide que las bacterias transformen los azúcares en ácidos que desmineralizan la superficie del diente, atravesando la dentina y llegando incluso a la pulpa si el proceso no se detiene. La mayoría de las pastas dentales contienen flúor..

Como vemos, existe una gran variedad de dentífricos adaptados a las distintas necesidades y problemas bucales: caries, gingivitis y sangrados, mal aliento, boca seca. En nuestra web podrás encontrar diferentes alternativas para tratarlos sabiendo, además, que puedes contar con nuestro asesoramiento.

No hay excusas para no tener una boca sana, ¡cuídala!